¡Algo más que un sex shop gay!

El maravilloso mundo de los plugs anales

buttplugs

Ay amiga guarrilla! Tú que no paras de ver videos porno (gratis, of course) por internet… ¿Cuántas veces te has encontrado con que tu actor favorito se mete un plug del tamaño de la Torre Agbar? ¿Cuántas veces te has preguntado si a ti te gustaría? ¿Cuántas?

Nosotros, que estamos aquí para vender para apoyar la revolución educación sexual hemos decidido, en este nuestro primer post, contártelo ABSOLUTAMENTE TODO sobre este juguete que te llevará al país de las maravillas: el plug anal (o buttplug).

 

¿Qué es un plug anal?

Anal Fantasy Plug MEsto es un plug anal.
Y si, está disponible en nuestra tienda online.

 

El buttplug es un juguete sexual, generalmente de silicona (aunque puede ser de materiales tan variados como el metal o el cristal) que se caracteriza por estar diseñado específicamente para el sexo anal: empieza con una punta fina que va ensanchándose para permitir una dilatación progresiva del ano y siempre lleva un tope al final para evitar la inserción completa (¡y que tengas que acabar de urgencias para que te lo saquen!).

 

¿Para qué sirve?

 

¿De verdad tenemos que contártelo? Casi que mejor te lo enseñamos…

 

Pues eso. Para metérselo por el culo.
El plug anal sirve para masturbarse, solo o en compañía, y es perfecto para principiantes gracias a su forma cónica.

Una de las ventajas del buttplug frente a otros juguetes anales es que el placer reside en su diámetro, y no en su largo, ya que la primera parte del recto es fácilmente penetrable. Además, al ser más cortos es mucho más fácil encontrar y estimular el punto P (de próstata).

Para usuarios más avanzados existen diferentes diámetros para aumentar progresivamente la dilatación. En EstoyFollando.com puedes encontrarlos desde la talla XS a la talla XXL!

 

¿Cómo se usa?

  1. Empieza estimulando el ano con tus dedos para ayudar a relajarlo e ir aumentando tu excitación. Recuerda que el ano, por mucho nivel de excitación al que llegues, no lubrica por si solo, por lo que deberías usar un lubricante.
  2. Lubrica tu buttplug y empieza a introducirlo poco a poco por la punta. Si es tu primera vez, o has escogido un tamaño grande, esto te puede llevar un rato. Pero forma parte del juego: ¡disfruta del camino!
  3. Una vez lo hayas introducido al completo es el momento de volverte creativo: muévelo en tu interior con movimientos circulares, sácalo y vuélvelo a meter… ¡No hay reglas! Lo importante es que disfrutes.

Es importante que mantengas unos cuidados básicos de tu juguete para evitar infecciones (¡qué te lo estás metiendo por el culo!) y para alargar su vida útil. Después de utilizarlo lávalo bien con agua tibia y jabón y, a poder ser, usa un limpiador de juguetes, que no solo lo dejará como los chorros del oro, sino que lo desinfectará. ¡Así siempre lo tendrás listo para volver a jugar!

 

 

 

Te recomendamos

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*